CITAS
Muchos creen que tener talento es una suerte; nadie que la suerte pueda ser cuestión de tener talento. - Jacinto Benavente

Liderazgo empresarial

Descubre cuál es el mejor para tu empresa

Un buen líder es aquel que pone a disposición de la empresa las habilidades de los empleados con el fin de favorecer el crecimiento empresarial. Su objetivo ha de ser maximizar los beneficios y alcanzar los objetivos marcados. Sin embargo, no todas las formas de liderar son adecuadas para todas las empresas ni para todos los empleados. Por eso, al jefe ya no se le llama jefe, sino líder. Porque motiva, guía y organiza de tal forma que todos salen ganando. 

Cada empresa debe conocer los tipos de liderazgo que existen y elegir el más adecuado. Por eso, cuando hablamos de a la influencia del líder, nos referimos a una forma de dirigir a los empleados positiva que se amolda a los ideales y filosofía del grupo. Además, un buen liderazgo se traduce en mayor rendimiento, empleados motivados, mayor competitividad.

Por el contrario, un liderazgo es negativo cuando dificulta conseguir los objetivos fijados por la empresa, ya que un mal ambiente de trabajo implica un deterioro de la imagen de la compañía.

Además, debe haber un líder para cada momento, para elegir entre los diferentes tipos de liderazgo hay que conocer las cualidades de los empleados y ajustarse a los valores de la compañía. Algunos líderes consiguen mejores resultados en situaciones de estabilidad, mientras que otros son más útiles en momentos de crisis.

Dentro de la jerarquía empresarial pueden convivir distintos tipos de liderazgo. La combinación de varias formas de dirigir una empresa puede ser la clave para maximizar la productividad.

Tal y como señala Agustín Nuño, socio fundador y director de EDVE, Escuela De Ventas, “tener que lograr los objetivos de rendimiento y, al mismo tiempo, adaptarse a los cambios necesarios para mantener la empresa a flote puede suponer un estrés para los empleados. Por ello, se debe comunicar que las prioridades han cambiado y explicar claramente en qué deben centrar sus esfuerzos”.

Tipos de liderazgo en una empresa

Las compañías deben elegir qué estilo de liderazgo se adapta más a su filosofía empresarial y a su situación económica.

  • Liderazgo autocrático: es el que concentra todo el poder en un solo directivo. En este caso, la jerarquía es rígida y la comunicación es unidireccional. Por ello, los empleados reciben las órdenes y las acatan, pero no pueden opinar sobre ellas. Este tipo de líder puede resultar útil cuando se deben tomar decisiones rápidas. Sin embargo, precisamente por eso puede desembocar en empleados que se sientan infravalorados y poco comprometidos con el futuro de la empresa.
  • Liderazgo democrático: es aquel que busca la participación de todos los empleados en la toma de decisiones. El diálogo es constante entre todos los miembros del grupo de trabajo. No obstante, la decisión final la tomará el jefe. Los empleados se sienten involucrados con la compañía, lo que aumenta su compromiso y productividad.
  • Liderazgo transaccional: se basa en transacciones entre los altos cargos y el resto de la plantilla. Los trabajadores reciben algún tipo de premio como compensación por alcanzar un objetivo. Así, tanto empleados como directivos se benefician de que los empleados realicen sus tareas correctamente.
  • Liderazgo transformacional: se centra en el capital humano. Para él, la transformación de una empresa solo puede llegar a través de los empleados. Por ello, mantiene una comunicación constante con su grupo para contrastar ideas y definir estrategias compartidas. Este tipo de jefes sabe motivar a su equipo e inspirarlo.
  • Liderazgo laissez faire: es el que confía en sus empleados y les deja cumplir con su puesto con una mínima intervención. Se basa en la idea de que los trabajadores experimentados incrementan su productividad con menor supervisión. Por ello, para los empleados supone más autonomía, y eso les hace sentirse valorados y motivados. De todas formas, no todos los trabajadores son igualmente productivos sin supervisión. Tampoco es una forma útil de liderar a empleados con poca experiencia. Por ello, es importante también saber determinar cuándo ha llegado la hora de cambiar el liderazgo en beneficio de la empresa.

Todavía no hay comentarios en "Liderazgo empresarial"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.