CITAS
El talento se desarrolla en lugares tranquilos, el carácter en el tumultuoso curso de la vida. - Goethe

Tecnología para garantizar el derecho a la desconexión digital de los trabajadores

El teletrabajo ha experimentado un fuerte impulso. Por eso, es crítico que las compañías tengan muy clara cuál es la solución de teletrabajo que mejor se adapta a su negocio. Es muy importante que, antes de su adopción, las empresas evalúen ventajas y desventajas, recomendaciones de uso, o como esas soluciones pueden proteger adecuadamente el entorno de trabajo remoto al tiempo que garantizan el derecho a la desconexión digital y el control horario de la jornada.

¿Cómo garantizar el derecho a la desconexión digital?

Nuestra aproximación tecnológica a la resolución de este reto es tan sencilla como eficiente. Sólo tenemos que definir el horario en el que la red WiFi va a estar disponible para que los dispositivos de la empresa se conecten al punto de acceso corporativo y puedan acceder a los servicios internos de la organización. Fuera de ese horario predefinido, la WiFi corporativa no estará disponible y, por tanto, se va a poder certificar que el empleado no va a estar conectado. Por otra parte, la solución también permite el envío periódico de recordatorios con mensajes para que los trabajadores sean conscientes del tiempo que llevan trabajando, o de la hora del día que es; esta práctica puede ser de gran ayuda para asegurar que son ellos los que deciden como distribuir su tiempo de trabajo durante el día y asegurar que disponen de mayor flexibilidad horaria con el teletrabajo.

La organización, además de dotarse de soluciones que ayuden a mantener la continuidad de su negocio y que ayuden a respetar el derecho a la desconexión digital de sus empleados, está obligada por ley a llevar un control efectivo del número de horas que realizan sus trabajadores. Este debe ser «fehaciente»; es decir, los datos almacenados deben corresponderse con las horas trabajadas y debe registrar la hora de entrada y la hora de salida. Con soluciones como “Oficina en Casa” es posible generar un registro de cuando el empleado empieza a trabajar y cuando acaba, ya que se dispone de la información de cuándo se han conectado los dispositivos corporativos a la red WiFi corporativa y cuando se han desconectado.

Con todo, si las empresas quieren evitar desagradables sorpresas que incidan de forma negativa en la continuidad de su negocio han de asegurarse de que las soluciones de teletrabajo adoptadas cumplen con ciertos requisitos. Es clave garantizar una experiencia de uso consistente para los trabajadores, es decir, que la solución tecnológica que se implante permita que el trabajador realice su actividad con cambios mínimos en la forma en la que utiliza sus dispositivos y en el modo en que accede a las aplicaciones corporativas. En un contexto así, la protección del entorno remoto y los dispositivos corporativos es esencial, ya que los domicilios se van a convertir en un objetivo prioritario para los ciberatacantes y es necesario dotar al trabajador de elementos de seguridad adicionales (como el punto de acceso corporativo), para mejorar las muy limitadas capacidades de protección que ofrecen los routers domésticos proporcionados por los proveedores de Internet.

La flexibilidad, la fácil implementación y la gestión integrada son rasgos fundamentales de una solución de trabajo en remoto. La tipología de los dispositivos no debe condicionar la elección de la solución de teletrabajo, que debe soportar cualquier casuística de puesto de trabajo. Por otra parte, una solución de teletrabajo como “Oficina en Casa” requiere la instalación de equipamiento en los domicilios, lo que pone de relieve la importancia de que esta implementación se pueda hacer de forma centralizada y totalmente automatizada, evitando la necesidad de desplazar un instalador al domicilio. Es primordial también contar con herramientas de gestión avanzadas que, por un lado, permitan extender a la localización remota las mismas políticas de red y seguridad que se implementan en el entorno corporativo y cuenten con capacidades de diagnóstico rápido y resolución remota de problemas.

Muchas organizaciones se están dando cuenta de que el teletrabajo funciona y que tiene beneficios para todos los actores involucrados, por un lado, el trabajador (que gana en flexibilidad y ahorra en tiempos de desplazamientos), por otro lado, la organización (que puede generar importantes ahorros de costes al reducir el tamaño de sus oficinas) y todos nosotros como sociedad (que queremos vivir en ciudades menos contaminadas y más sostenibles). Por estos motivos, el teletrabajo se va a consolidar como una alternativa de largo recorrido para una parte importante de la fuera laboral en nuestro país; las soluciones no sólo no han de suponer un menoscabo para los derechos de los trabajadores, muy al contrario, son el motor para aprovechar esta oportunidad en la que la tecnología pueda hacer compatible la defensa de esos derechos con los objetivos de negocio de las empresas.

Pedro Martínez Busto, responsable de desarrollo de negocio en Aruba, una compañía de Hewlett Packard Enterprise.

Todavía no hay comentarios en "Tecnología para garantizar el derecho a la desconexión digital de los trabajadores"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.