CITAS
El talento no es un don celestial, sino el fruto del desarrollo sistemático de unas cualidades especiales. - José María Rodero

EVALUACIÓN DEL ESTADO DEL TELETRABAJO

Alcanzamos las seis semanas de confinamiento en España, el mismo periodo que miles de personas se han visto obligadas a trabajar desde casa, estuviesen preparadas o no para ello. Una situación que ha llegado como un tsunami, sin preaviso y sin pedir permiso a nadie.

Un atropello completo a la vida familiar, especialmente en aquellos casos donde además de trabajar desde casa, debemos atender a nuestros hijos, que tampoco pueden asistir al colegio. Además, requieren de una atención que rompe en muchas ocasiones la concentración necesaria para atender convenientemente nuestro desempeño profesional.

En cualquier caso, y a pesar de que, quizá, no contemos con las mejores instalaciones o con las mejores herramientas, cada uno habremos dado lo mejor de nosotros mismos para poder trabajar en las mejores condiciones posibles, tanto como organización, o como colaborador.

¿Cómo estamos?

Tras este periodo de tiempo funcionando, es hora de evaluar la eficiencia de este método de trabajo, para el que, en muchos casos, ni las empresas, ni los empleados, ni los propios procesos organizativos estábamos preparados convenientemente.

Es recomendable hacer este ejercicio por parte de los departamentos de recursos humanos, gerencia, o responsables de equipo, según el caso.

Conviene revisar la eficacia de los canales de comunicación establecidos, el desempeño de los empleados, así como su estado de ánimo y su bienestar, especialmente en un momento tan delicado como el actual.

Este análisis podría realizarse respondiendo una serie de cuestiones o bien midiendo una serie de métricas que se hayan establecido previamente, lo cual permitiría disponer de unos datos de referencia con los que comparar y medir el grado de desviación respecto al objetivo fijado.

Las cuestiones a observar podrían estar relacionadas con:

  • ¿Son óptimos los canales de comunicación establecidos?
  • ¿Qué áreas de mejora hemos detectado en dichos canales?
  • ¿Qué procesos han sido los más dificultosos de seguir?
  • ¿Qué carencia de herramientas se han identificado en nuestro desempeño diario?

Las preguntas deberían plantearse desde los dos ámbitos de acción: desde el nivel del supervisor, y desde el nivel del colaborador. De esta forma, nos aseguramos disponer de ambas visiones y obtener la máxima información posible para tomar las mejores decisiones.

Algunas cuestiones serán sencillas de resolver y otras llevarán más tiempo y no podrán resolverse fácilmente, pero al menos tendremos identificada el área de mejora.

Ejemplo de Managing 3.0

Por ejemplo, en Managing 3.0 cuidar el estado de ánimo de nuestro equipo es fundamental para mantener un equipo cohesionado y sano, autónomo y entregado a su labor. Para ello, una herramienta muy sencilla podría ser implementar una encuesta diaria donde cada empleado puede registrar su estado de ánimo, e incluso permitiendo expresar qué le ocurre.

En este enlace os comparto un ejemplo muy simple para que veáis cómo podemos implementar este tipo de encuestas de forma fácil y gratuita. También podéis escanear el código QR para acceder a la misma.

¿Qué vendrá después?

La mayoría entendemos que una vez pase esta época de confinamiento volveremos a nuestra antigua operatividad, aunque a día de hoy no todos tengamos claro cómo de real será esa estimación. La opción del teletrabajo, que ya existía desde hacía años en muchas empresas, es una realidad que ha llegado a muchas organizaciones que apenas se lo planteaba, y menos como una solución global.

Quizá un ejercicio de responsabilidad por parte de muchas organizaciones sería la de evaluar la manera de implementar medidas de conciliación familiar, como el teletrabajo, de forma que beneficie al trabajador, genere un ahorro a la organización y mejore el desempeño de los procesos de la compañía.

La forma en que se han adoptado actualmente, deprisa y corriendo, aunque con la mejor de las intenciones, no es la más efectiva, por tanto, si una organización realmente quiere crear y fomentar un entorno de trabajo en remoto deberá estudiar y adaptar sus procesos internos, incluso en algún caso, su propio modelo de negocio. Eso requiere estrategia, análisis y un plan de acción adecuado.

En cualquier caso, desde Reencaminarte podemos ayudarte a analizar y buscar las mejores soluciones para mejorar la aplicación de la tecnología de forma que potencies al máximo el talento humano de tu organización.

Confío en que vuestros resultados, tanto personales como organizativos, se vean afectados lo menos posible por esta crisis.

David Garrido, creador de Reencaminarte, un modelo innovador para revalorizar personas y negocios. Más de 15 años liderando equipos y gestionando proyectos avalan su labor.

Todavía no hay comentarios en "EVALUACIÓN DEL ESTADO DEL TELETRABAJO"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.