CITAS
No existe gran talento sin gran voluntad. - Honoré de Balzac

Gestión del ego y el liderazgo

¿Habéis oído alguna vez el término “Selflessness”? La primera vez que lo leí en un libro de liderazgo me impresionó mucho este término.  He buscado una traducción apropiada y, dándole muchas vueltas, la única que se me ocurre es la de “Gestión del ego”.

Y ¿qué es el ego? Yo lo entiendo como ese constructo de lo que nos creemos que somos, es decir, el ego es solo un producto de nuestra imaginación. Y está bien. Todos tenemos un ego que tiene su labor, a veces muy útil y práctica, y otras puede entorpecer…

El problema es cuando me creo que mi ego soy yo, cuando me identifico con una imagen que no es real, sino distorsionada por los patrones adquiridos, el entorno, mis necesidades, mi experiencia, mis aprendizajes, etc. La buena noticia es que el ego no es algo inmutable, ya que lo hemos creado nosotros, y que se puede cambiar.

¿Y qué pasa cuando un lider se identifica con su ego, es decir, se cree la imagen que se ha creado de sí mismo? Según el libro de Rasmus Hougaard y Jacqueline Carter, “The Mind of a Leader”, este gran ego nos hace más vulnerable a la crítica, más susceptible a la manipulación, nos reduce el campo de visión, corrompe nuestro comportamiento, e incluso puede ser la causa de que actuemos contra nuestros propios valores.

Veamos en detalle cada uno de estos puntos:

  1. – El ego nos hace más vulnerable a la crítica. El ego se cree cargado de grandes verdades que, si son cuestionadas, nos sentimos atacados Cuando esto nos pasa, lo que queremos es devolver el ataque, culpar a otros y, lo que es más triste, perder la increíble oportunidad de aprender de nuestros propios errores.
  2. – El ego nos hace susceptibles a la manipulación. No hay nada más efectivo que “hacer la pelota” a un jefe con mucho ego. Además, cuando se nos da toda esa sobre-atención falsamente positiva, nos inflamos… y nos hace muy predictibles y se puede jugar con nosotros como auténticas marionetas.
  3. – El ego estrecha nuestro campo de visión. A veces nos creemos que porque somos promocionados en la empresa esto nos hace ser mejores que los demás. Caemos en la ilusión del éxito, lo cual limita nuestro potencial y estrecha enormemente nuestra capacidad de poder ver con claridad. Estamos demasiado entretenidos mirando nuestro propio ombligo como para poder visualizar mucho más allá de él y de nuestra cohorte de seguidores y fans.
  4. – Y, por último, el exceso de ego puede ser la causa de actuaciones poco éticas. Cuando nos sentimos muy poderosos, muchas de las cualidades que nos han llevado a ese lugar, pueden cambiar. Nos volvemos esclavos de nuestro ego, creyéndonos por encima del bien y del mal, enfocados en alimentar nuestro interés sin tener presente el impacto de nuestras acciones en los demás. Simplemente, mira a tu alrededor, ¿cuántos casos de corrupción hemos visto en prensa de personas inteligentes y pudientes económicamente que han caído por un puñado de euros? Sospecho que detrás de muchos de ellos, ha estado presente un ego soberbio y todopoderoso que no han sabido controlar.

Recordemos… el ego se puede gestionar.  ¿Cómo podemos hacerlo?  A través de la humildad, la gratitud y el reconocimiento.

La humildad nos da una perspectiva mucho más realista de lo que realmente valemos y somos.  Estamos tan interconectados en la sociedad actual que es imposible creernos que somos la única causa de nuestro éxito. Dependemos de tantas variables, circunstancias, personas… y por supuesto, de nosotros mismos, pero teniendo muy presente que no estamos solos en este viaje.

Esta humildad nos genera una sensación de gratitud a todos aquellos que de alguna manera han contribuido a estar donde estoy. Y de la mano de esa emoción, emerge el reconocimiento de una manera natural de cuál es la aportación, los esfuerzos y el compromiso de cada miembro de mi equipo.

El ego siempre va a estar ahí… mejor que tomemos las riendas de esa parte de nosotros, antes de que sea él quien mande… ¿qué os parece esta propuesta?

Artículo de Dionne Beltrao, Socia Directora de Nui People

Dionne Beltrao Nui People Mindfulness

  • – Consultora y Experta de Mindfulness e Instructora de Meditación de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal. Formada en el programa Search Inside Yourself (Google) y en el CCT (Entrenamiento en el Cultivo de la Compasión)
  • – Coach ejecutiva y de equipos y consultora especializada en Desarrollo de personas, equipos y liderazgo impartiendo formación y/o participando en proyectos de consultoría con clientes tales como Suntory Schweppes, Iberdrola, Asisa, Pelayo, Hoteles Meliá, MediaMarkt, Opel, Seguros Ocaso, ACNUR, Thyssen Krupp, etc.
  • – Co-Directora del Master de Desarrollo Directivo y Líder Coach de EUDE. Atesora 20 años de experiencia en Recursos Humanos en compañías como Pfizer, Johnson &Johnson, Ono y netdecisions.

Todavía no hay comentarios en "Gestión del ego y el liderazgo"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado