CITAS
No existe gran talento sin gran voluntad. - Honoré de Balzac

Mindfulness y empresa – ¿son compatibles?

“Pon la atención en tu respiración…. Observa cada inhalación… y cada exhalación…. “

… ¿¿Qué es esto?? ¿va a serio?  Con lo ocupadísima que estoy, no me hagas perder el tiempo con la moda de turno.  ¿A quién se le ha ocurrido meternos este taller en la empresa? ¿Algún “iluminado”? ¿Quién ha sido?

¿Te sorprende el texto que acabas de leer? Seguramente no… ¿verdad?

Este movimiento del Mindfulness del que tanto se habla en la prensa, en nuestro entorno… ¿qué es?, ¿qué tiene que ver con nosotros?, ¿de qué nos sirve…? Y sobre todo, ¿tiene sentido en la empresa?

En mi opinión y de muchas empresas que ya disfrutan de sus beneficios… Sí, tiene mucho sentido. Además, realmente tiene mucho que ver con….

  • …que vamos a estar en el trabajo unas 90.000 horas a lo largo de nuestras vidas, donde no es sostenible ni saludable mantener los altos niveles de presión y estrés a los que nos estamos acostumbrando
  • … nosotros, como seres humanos, y con los retos que nos encontramos en entornos organizativos tan demandantes, cambiantes y competitivos…
  • … la necesidad de crear empresas más humanas donde los profesionales puedan gestionar de una manera más equilibrada su trabajo y su vida, porque ambos están altamente relacionados.

Lo primero sería preguntarnos: ¿qué es esto del Mindfulness?

“…Prestar atención a lo que está ocurriendo en el momento presente en la mente, en el cuerpo y en el entorno externo, con una actitud de curiosidad y amabilidad

(Mindful Nation UK – The Mindfulness Initiative, UK Parliament).

En pocas palabras, significa estar más consciente de lo que te ocurre y más presente en cada momento. No es dejar la mente en blanco, ni sólo una práctica para monjes budistas, ni estar en trance, ni tiene que ver con el pensamiento positivo… Pasamos demasiado tiempo en piloto automático, desconectados, con nuestra atención en el pasado y en el futuro… perdiéndonos lo que ocurre en este momento y en este lugar.  El Mindfulness es una propuesta muy efectiva para hacernos dueños de nuestra atención.

Su aportación en el mundo de las empresas está sobre todo centrada en el entrenamiento de la atención como algo cercano y accesible.  Desde la neuroplasticidad como una realidad en la que podemos moldear activamente nuestro cerebro, enfocarnos en aquello que elegimos y tener la mente más clara.  Esto nos ayuda a obtener niveles más altos de desempeño con un menor estrés y mayor satisfacción.

La clave está en que este entrenamiento no se puede aplicar de manera “aséptica” como una pura técnica. Es fundamental la actitud con la que me relaciono conmigo mismo/a, con mi trabajo, mis compañeros y mi organización. La amabilidad, la confianza, la aceptación, el no juicio, la curiosidad… son algunas de estas actitudes que nos ayudan a afrontar los retos de una manera más resiliente y menos crítica.

Organizaciones y líderes más conscientes y saludables generan un mayor compromiso entre sus colaboradores, favoreciendo el espacio para la creatividad, mejorando la productividad, la toma de decisiones y reduciendo el absentismo laboral. La buena noticia es que SÍ son compatibles las empresas y el mindfulness. En los países anglosajones está ampliamente extendida y  organizaciones como Apple, Google, Nike, Procter & Gamble, eBay, Twitter, AstraZeneca, AOL, General Mills y Huffington Post ya están aplicando programas de Mindfulness a su plantilla con un gran éxito. En concreto, en Google han pasado ya 4.000 de sus 35.000 empleados por el programa “Busca en tu interior” que combina Mindfulness e Inteligencia Emocional. También en España encontramos varios casos de éxito.

Para ello es fundamental asegurarnos en cómo aterrizamos las prácticas a nuestro día a día en la empresa. De manera sencilla y fácil, buscando la generación de nuevos hábitos más saludables en el trabajo, integrándolos poco a poco, explorando y experimentando paso a paso… con pequeñas prácticas que nos pueden ayudar a gestionar mejor el e-mail, las reuniones, la multitarea, a planificar, el feedback, priorizar, practicar una escucha empática, etc.  Todos son aspectos que pueden marcar la diferencia en nuestra atención, estrés, bienestar y salud.

Considero que el Mindfulness ha venido para quedarse en nuestras organizaciones porque existe la necesidad de un cambio de paradigma que nos permita innovar en cómo nos relacionamos con el trabajo. Nos aporta una manera diferente de trabajar y vivir: con personas más satisfechas y plenas en organizaciones más sostenibles y conscientes.

Artículo de Dionne Beltrao, Socia Directora de Nui People

  • – Consultora y Experta de Mindfulness e Instructora de Meditación de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal. Formada en el programa Search Inside Yourself (Google) y en el CCT (Entrenamiento en el Cultivo de la Compasión)
  • – Coach ejecutiva y de equipos y consultora especializada en Desarrollo de personas, equipos y liderazgo impartiendo formación y/o participando en proyectos de consultoría con clientes tales como Suntory Schweppes, Iberdrola, Asisa, Pelayo, Hoteles Meliá, MediaMarkt, Opel, Seguros Ocaso, ACNUR, Thyssen Krupp, etc.
  • – Co-Directora del Master de Desarrollo Directivo y Líder Coach de EUDE. Atesora 20 años de experiencia en Recursos Humanos en compañías como Pfizer, Johnson &Johnson, Ono y netdecisions.
Dionne Beltrao Nui People Mindfulness

Dionne Beltrao Nui People Mindfulness

Todavía no hay comentarios en "Mindfulness y empresa - ¿son compatibles?"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado