CITAS
El talento no ha de servir para saberlo y decirlo todo, sino para saber lo que se ha de decir de lo que se sabe. - Mariano José de Larra

Magia en el Basket Talent Camp

Artículo de Juan Jesús Pérez Romero, Coach deportivo en Desarrollo Positivo y monitor especializado en Basket Talent Camp

 

Con las brasas aún calientes y el silencio reinando a mí alrededor, hoy me levanto con la nostalgia de esos sentimientos vividos estos días en las instalaciones del Colegio Internacional San Patricio de Toledo. Es momento de hacer balance de lo que han sido estos días de convivencia, aprendizajes, descubrimientos y risas, muchas risas.

Bajo la bandera del talento femenino y con la “excusa” del baloncesto, el objetivo volvía a ser inspirar a unas niñas para en el desarrollo de sus múltiples habilidades. Cuando ves el nivel de ponentes o la profundidad de algunas de sus aulas, piensas en las palabras de María Montessori: “siembra en los niños ideas buenas aunque no las entiendan…. Los años se encargarán de descifrarlas en su entendimiento y hacerlas florecer en su corazón”. Una vez que vives esos aprendizajes junto a ellas, te das cuenta de que son mucho más receptivas que la mayoría de adultos.

Salud, innovación, inteligencia emocional, mindfulness, superación, crecimiento, valores,…. son muchas experiencias en los que las niñas han participado durante el campus. Pero hoy, con las emociones aún revoloteando, no toca evaluar así el campus, analizar si han aprendido más o menos, o hasta qué nivel se han cumplido los objetivos y expectativas. Hoy es momento de evaluar lo intangible, el crecimiento de 33 niñas desde un aspecto personal, desde una perspectiva humana, desde un enfoque a futuro, sabiendo que serán ellas, y las de su generación, las que en poco tiempo estarán liderando este mundo. Hoy toca valorar esa magia de la que nos hablaba Santiago Puebla en el cierre.

Lo difícil no es que unas niñas aprendan y desarrollen habilidades que ni siquiera sabían que tenían, ni que 40 personas convivan sin problema alguno durante una semana, ni vivir sin acordarte de la televisión, el móvil o la tablet; lo complicado es crear ese entorno, esa complicidad, ese ambiente, esa zona en la que cada niña, de edad y forma de ser diferentes, sea capaz de sentirse segura para dar un paso más, para afrontar sus propios miedos y, cada una, fluir durante unos días en su propia zona de aprendizaje. Espectacular!!!

Ha sido mágico sin duda. Y la magia es conseguir que yo mismo me emocione y no me salgan las palabras en el momento de la despedida. Por segunda vez en mi vida me tembló la voz. Y esa sensación, entre miedo y vergüenza, se transforma en alegría cuando tomas consciencia de que “sólo” eran 33 corazoncitos abrazando el mío, dejándome sin aliento y con un nudo en la garganta.

Nota (para familias): las niñas pueden ser felices acostándose a una buena hora y comiendo sano, pueden disfrutar sin el uso de móviles y sin ver tanta televisión, pueden divertirse sin consolas, comunicarse sin redes sociales, y sentirse apreciadas y queridas sin necesidad de fotos y selfies. Y sólo necesitan que las personas que más las quieren, vosotros, seáis conscientes de ello.

Todavía no hay comentarios en "Magia en el Basket Talent Camp"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado