CITAS
Por encima del talento están los valores comunes: disciplina, amor, buena suerte, pero, sobre todo, tenacidad. - James Baldwin

“El talento vence la pobreza. Cómo puede contribuir la empresa del siglo XXI”

  • – Con motivo de la jornada “El talento vence la pobreza. Cómo puede contribuir la empresa del siglo XXI” el Periódico del Talento no quería dejar pasar la oportunidad de preguntarle a la Fundación CODESPA y a los embajadores en esta jornada:
  • 1.- ¿Cómo pueden desarrollar las empresas los modelos de gestión del talento para vencer la pobreza?
  • 2.- ¿Qué cualidades debe tener un directivo para liderar una empresa rentable y solidaria? ¿Puede ser compatible?

Elena_Martínez_Subdirectora_General_CODESPA[1]

Elena Martínez, Subdirectora General de CODESPA:

  1. – En mi opinión el primer paso que tiene que dar la empresa, a la hora de configurar equipos, es el de reconocer que existe un talento oculto en cada persona y su desarrollo requiere de un ecosistema de confianza que le permita hacerse visible y crecer. Para ello el empresario y el directivo tienen el reto de facilitar espacios en los que las personas puedan compartir, formarse, reflexionar y recibir retroalimentación positiva que le permita saber que tienen una serie de talentos valiosos para la empresa y ponerlos al servicio de la empresa.El segundo paso es el de ser conscientes que los talentos de las personas se multiplican cuando tienen un para qué más allá de si mismo, algo que ahora muchos llaman propósito. Esto adquiere su máximo crecimiento cuando se pone al servicio de quien más los necesita. La pobreza, en esos términos, puede ser un potenciador del talento personal. Un ejemplo muy claro es la proliferación de los programas de voluntariado corporativo en las empresas. Muchas veces promovidos desde las áreas de RRHH para generar compromiso, pero también el desarrollo de habilidades en los empleados. Nuestra experiencia en CODESPA es que cualquier voluntario de una empresa que participa en un proyecto puede provocar cambios más o menos significativos de impacto social en las personas que más lo necesitan, pero sobre todo se transforman ellos personalmente y hace brillar su talento.
  2. – Un liderazgo rentable y solidario es aquel al que está llamado el empresario del siglo XXI. En primer lugar, porque es su obligación para con los empleados e inversionistas; en segundo lugar, porque se lo van a exigir los empleados e inversionistas. Con esto quiero decir que no solo puede ser compatible, sino que aquellas empresas que lo consigan serán las que se sostengan en el tiempo.

 

Antonella Fayer, Coach ejecutiva y Profesora y fundadora de CoachFayer:

  1. – Los modelos de gestión de talentos deben ser inclusivos y diversos, unos modelos que no dejen a nadie atrás.
  2. – Creyendo firmemente que un mundo mejor es compatible con la visión de los negocios haciendo hincapié en el propósito de su organización.

José María Irisarri, Presidente de Empresa y Sociedad:

  1. – Las empresas tienen que buscar la máxima capilaridad en todas las acciones que emprendan para facilitar el compromiso y la actitud positiva de sus empleados. Por tanto, es necesario buscar la cercanía entre los empleados y las acciones sociales o actividades relacionadas con la pobreza en las que quieran participar.
  2. – Es absolutamente compatible. En este punto, me gustaría señalar la diferencia entre un empresario y un alto directivo asalariado, dos términos completamente distintos. El compromiso del empresario es más accesible que el de un directivo asalariado porque el segundo depende de una compañía y de una organización que en muchos casos lo limita. Multitud de compañías han demostrado que es perfectamente compatible luchar contra la pobreza y obtener un resultado económico positivo.

Jacobo Parage:

  1. – En primer lugar, destacaría la importancia de apostar financieramente por ellos, es decir, apostar en formación y en comunicación. Las empresas deben aprovechar sus posibilidades para motivar y orientar a sus empleados y, sobre todo, a los líderes que involucren a sus equipos de trabajo. Las empresas deben desarrollar primero  su talento  y después poner en valor el talento de aquellos que aún no lo  tienen despierto ni claro. En resumen, el proceso pasa por distintas fases: una es la financiera, es decir, invertir recursos económicos en el desarrollo del talento de otras personas y otra segunda fase es invertir en ejemplo y  formación.
  2. – Es absolutamente compatible tener una empresa solidaria y rentable. De hecho, creo que cuanto más solidaria es una empresa más capacidad tiene de involucrar a sus empleados en la consecución de sus propios logros y metas. La rentabilidad no es solo el aspecto económico, que también, sino  el aspecto de integración y compromiso de sus empleados. Creo que una empresa solidaria convierte a sus empleados en personas mucho más comprometidas y les ofrecen la oportunidad de trabajar de un modo más firme en el logro de sus objetivos, redundando automáticamente en la rentabilidad de la empresa. De nuevo, vuelve a ser un tema de inversión en todos los aspectos: de inversión económica, de tiempo, de formación.

 Cipri Quintas, SEO de personas:

  1. – Una empresa no podrá devolverte nunca un abrazo, ni una caricia ni un beso ni darte las gracias. Las empresas solo están compuestas de una cosa, las empresas están compuestas de personas. Si las personas son lo más importante de las empresas y te dedicas a cuidarlas, tendrás buenos resultados porque la mejor inversión que hay en el mundo es la de dar, la de invertir en el corazón de las personas. Y para que eso funcione se debe fomentar el principal talento que debe tener el ser humano: Dar. En un mundo donde todos están en el “debe y el haber” nosotros tenemos que apostar por los demás. Si no estás en esa línea, estas en su contra y formas parte del problema. Está en las manos  de las empresas decir si quieren formar parte de la solución.
  2. – No puede ser compatible, es absolutamente incompatible. Un directivo no puede tener esa cualidad, sino que debe tenerla porque es obligatorio. Si eres directivo o empresa y no estás pendiente y ocupado de los demás te conviertes en un problema. Estamos en una economía y en un mundo donde esta teoría ha tomado mucha fuerza y no hay otra alternativa ni otra dirección porque el mundo ha elegido por ti, ha elegido ser mejor, crecer, quitarse miedos al amor, a querer y a ocuparse de los demás. El mundo ya lo ha elegido. ¿Estás dentro o fuera? Si estás fuera pasaras a la historia como alguien penoso, si estás dentro eres la mejor historia que puede existir, la historia de ser buena gente. Las empresas compuestas por directivos centrados en ganar dinero han pasado a la historia.

Juan Carlos Cubeiro, CEO de Right Managment España – Talento, innovación y coaching,

  1. – Las empresas están desarrollando su modelo de gestión de talento tanto en la atracción, como en el desarrollo y el compromiso. Esto es muy importante porque erradicar la pobreza es un reto en sí mismo donde las empresas desde su responsabilidad social corporativa generan un valor compartido para involucrarse en proyectos muy concretos. Con ello consiguen que las personas tengan mejores condiciones y por tanto ayudan a que las personas salgan de una situación desfavorecida.
  2. – Sí, es totalmente compatible. Es lo que llamamos líder digital, una de las cinco tendencias del futuro del empleo. Los directivos deben ser líderes digitales porque por un lado, aprovechan el liderazgo, es decir, aprovechan un talento para influir desde la credibilidad, la autoridad moral y el ejemplo. Por otro lado, aprovechan las competencias digitales como pueden ser la valentía, entrenar y desarrollar a los colaboradores y hacer que sean personas emprendedoras. Todo ello consigue que se combine a la perfección la rentabilidad de las compañías con su solidaridad para crear un mundo mejor.

Anxo Pérez, CEO de 8belts, conferenciante y consultor:

  1. – Las empresas del siglo XXI tienen que seducir al mejor talento. En el siglo XX a las personas se les seducía con dinero, ahora se le seduce con valores. La empresa que consigue integrar entre sus valores la lucha contra la pobreza está creando un alineamiento emocional con sus empleados y todos aquellos que crean en vencer la pobreza con el talento, se posicionarán por su causa o lo que es lo mismo si quieres que se sumen a tu causa tan solo haz que tu causa sea más grande que tú.
  2. – Bajo mi punto de vista, un líder actual tiene que tener como cualidad ser un líder magnético y para ello es necesario adoptar una mentalidad en la que suceden tres cosas. La primera: las victorias en público, las críticas en privado. La segunda: si algo salgo mal la culpa siempre es mía. El responsable soy yo y solamente yo. Cuando se hace eso las personas toman conciencia de sus propios errores y están dispuestos a seguir a esta persona. El tercero sería: hay algo infinitamente más poderoso que dar consejos y es dar ejemplo. En el siglo XXI para seducir al talento hay que ser solidario y por eso ser solidario no es una opción, sino una necesidad.

Todavía no hay comentarios en "“El talento vence la pobreza. Cómo puede contribuir la empresa del siglo XXI”"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado