CITAS
Normalmente, aquellos que poseen un gran talento, son ingenuos. - Montesquieu

En la universidad se necesita dar continuidad a la promoción de la salud y aunar iniciativas de bienestar en un mismo plan

  • – Las propuestas saludables actuales se desarrollan en un espacio de tiempo limitado y el “salario emocional” es cada vez más visible en las empresas.

Cada vez son más las universidades que integran la promoción de la salud dentro de sus organizaciones. La cultura del bienestar es más palpable dentro del plan estratégico de las grandes corporaciones y en el futuro será uno de los factores diferenciales a la hora de elegir una universidad por parte de docentes y alumnos.

Ya en 1986, la Carta de Ottawa para la Promoción de la Salud definía como una de las áreas de acción preferente para promocionar la salud “la creación de entornos que apoyen la salud”. En 2008 se fundó la Red Española de Universidades Saludables para reforzar el papel de las universidades como entidades promotoras de la salud y el bienestar y, en Catalunya, se creó la Xarxa Catalana d’Universitats Saludables, como facilitadora de los objetivos propuestos en materia de promoción de la salud dentro del entorno universitario. Actualmente, las principales iniciativas que realizan las universidades pasan por la adaptación del entorno físico fomentando el transporte activo, el uso de las escaleras o la adaptación del entorno a “Campus Saludables”. También a partir de talleres, conferencias y actividades pero normalmente agrupadas en un espacio limitado en el tiempo, como la “Semana Saludable”.

“Los principales retos de las universidades en materia de promoción de la salud pasan por dar continuidad a estas acciones durante todo el año y buscar la forma de integrar las iniciativas que fomenten el bienestar de todos sus integrantes (estudiantes, profesorado y personal administrativo y de servicios) en un mismo plan, definiendo unos objetivos medibles y con indicadores que permitan ver su evolución”, declara Estel Mallorquí, CEO de Biwel.

Desde la compañía Biwel explican que las universidades tendrían que incentivar de manera prolongada la cultura del bienestar para el futuro de sus estudiantes y empleados. Sólo así se verán resultados que repercutirán tanto en las personas como en los centros educativos. Actualmente, las universidades realizan este tipo de acciones con el objetivo de consolidar una cultura saludable entre sus integrantes. En poco tiempo, el conjunto de recursos que las universidades destinen a promover la salud de sus empleados marcará la diferencia a la hora de escoger una universidad para estudiar o para trabajar en ella. De ahí que el “salario emocional” es cada vez más visible en las empresas.

En Biwel acompañan a las universidades desde hace más de cuatro años participando en iniciativas como la “Setmana de la Salud” de la UOC, la “Setmana Saludable” de la UPF, y en otras actividades de promoción de la actividad física en la Universitat de Girona y el INEFC de Catalunya.

Todavía no hay comentarios en "En la universidad se necesita dar continuidad a la promoción de la salud y aunar iniciativas de bienestar en un mismo plan"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado