CITAS
El talento se desarrolla en lugares tranquilos, el carácter en el tumultuoso curso de la vida. - Goethe

Empleados saludables, compañías rentables

Implantar programas de bienestar laboral aumenta los beneficios económicos de la empresa

  • – El rendimiento derivado de un programa de bienestar puede llegar a duplicarse en sólo dos años
  • – Los servicios de bienestar aportan rentabilidad gracias al compromiso de empleados e implicación de los departamentos de la empresa

Cuando una compañía implanta su plan de prevención de riesgos laborales en la mayoría de ocasiones no contempla el hecho de lo que ello puede beneficiarle en términos económicos. La prevención y promoción de la salud no sólo cumple su propia función, sino que además de velar por la salud del trabajador también hace que la rentabilidad de la empresa crezca.

Así lo afirman desde la compañía Biwel haciendo inciso en aquellas empresas que optan por implantar programas de bienestar propios en sus empresas. “Personas más comprometidas, saludables y felices crean empresas más saludables y rentables“, afirma Estel Mallorquí, CEO de Biwel. Pero conseguirlo no sólo depende de la planificación y el seguimiento de un plan estratégico de bienestar. La implicación entre los diferentes departamentos de la compañía será crucial para obtener resultados. Por ello, RR.HH, Comunicación, Prevención de Riesgos Laborales, RSC y Médico deberán involucrarse también y contribuir así al bienestar y rentabilidad empresarial.

La efectividad de los programas de bienestar se ha demostrado tras varios estudios realizados en los que las compañías han aumentado sus beneficios. “Hemos conseguido un ROI de 2€ por cada 1€ invertido en dos años y reducido un 30% las bajas laborales por TME en empresas industriales y construcción“, declara Mallorquí.

Desde Biwel explican que antes de centrarse en los objetivos cuantitativos las empresas deben plantearse primero por qué y para qué quieren invertir en un programa de bienestar laboral, qué objetivos pretenden conseguir y cómo lo va a valorar el propio trabajador. Es entonces cuando hay que tener en cuenta el VOI (Valor sobre la Inversión) para medir la rentabilidad de las inversiones específicas, por ejemplo, para saber si conviene más realizar acciones puntuales definidas o dar servicios personalizados dentro del horario laboral. “La interrelación y combinación de mediciones en la empresa pueden ayudar a cuantificar este valor intangible a simple vista“, añade la CEO de Biwel.

Factores  como el reconocimiento y la sensación de pertenencia están muy relacionados con la rentabilidad de una compañía y su capacidad de retener el talento. De hecho, estudios han demostrado que las empresas con trabajadores felices son hasta un 20% más productivas.

 

Todavía no hay comentarios en "Empleados saludables, compañías rentables"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado