CITAS
El talento, en buena medida, es una cuestión de insistencia. - Francisco Umbral

El 82,2% de los jóvenes estudiantes quiere trabajar este verano

La llegada del verano supone un periodo vacacional extenso y merecido para los miles de estudiantes de nuestro país. Unos meses en los que desconectar de los estudios, del ambiente escolar y aprovecharlos para aquello que más los apetezca hacer. Pero, ¿cómo disfrutan de sus vacaciones aquellos estudiantes que ya están en edad de trabajar?, ¿se plantean el verano como un mero o relax o los hay que lo aprovechan para seguir formándose o incluso para hacer prácticas laborales o encontrar un empleo temporal?

Desde el Observatorio de Innovación en el Empleo (OIE) – promovido por Adecco y del que forman parte 28 empresas de primer nivel- se ha querido encuestar a jóvenes menores de 25 años al respecto para ver cuáles son sus inquietudes de cara a este verano. Y según la encuesta ¿Qué hacer en vacaciones?, 8 de cada 10 estudiantes quiere trabajar este verano. Ya sea por la experiencia laboral que se consigue o por el dinero extra que aporta (64,3%) o porque es la época perfecta al disponer de más tiempo (29,4%), lo cierto es que la mayoría de los jóvenes españoles trabajarían de buen grado durante sus vacaciones estivales.

Un verano de trabajo

A menudo hemos escuchado hablar de la llamada Generación ni-ni, jóvenes que ni estudian ni trabajan. Pero también hay que darle voz a la menos conocida Generación si-si, jóvenes que trabajan y estudian a la vez y que, según la Encuesta de Población Activa, representan el 8% de la juventud.

Para 3 de cada 4 jóvenes estudiantes encuestados por el OIE, el verano es el momento perfecto para poner en práctica lo estudiado durante el año o ampliar conocimientos, mientras que el 23,8% restante considera que las vacaciones son ideales para viajar y/o disfrutar de las aficiones.

En cualquier caso, a más de 8 de cada 10, concretamente al 82,2% de los jóvenes encuestados, les gustaría pasar el verano trabajando, de hecho, el 44,1% reconoce estar buscando activamente un contrato de verano o unas prácticas laborales. Un 10,5% de los estudiantes hará un curso que complete su formación (ya sea de idiomas o de otra materia cercana a sus estudios) y un 5,6% se dedicará solo a descansar.

 

Sobre las razones que impulsan a los jóvenes a trabajar en verano, la mayoría (64,3%) lo hace por la experiencia laboral que concede y/o el dinero extra que se consigue trabajando en este periodo. Un 29,4% lo hace porque es cuando tiene más tiempo libre y no tiene que compatibilizarlo con el horario de las clases como durante el curso, y el resto hará algún curso porque así podrá mejorar su CV.

Sobre poder trabajar en un puesto relacionado con sus conocimientos, más de la mitad de los jóvenes consultados (54,6%) preferiría emplearse en algo vinculado a su formación para ganar experiencia en el área al que quiere dedicarse.

Mientras, el 44,8% se adaptaría a cualquier trabajo que le ofreciesen pues igualmente es una buena forma de conseguir experiencia laboral, de desarrollar las habilidades y, además, ganar dinero.

 

En ese mismo sentido, y si no fuese posible encontrar un empleo remunerado, se les ha planteado a los jóvenes la posibilidad de hacer un voluntariado que estuviese ligado a su formación. Y el 61,5% de ellos estaría dispuesto a realizar ese trabajo voluntario con tal de poder ganar experiencia laboral aunque el 28,7% no querría hacerlo. El restante 9,8% no se plantea la opción aún.

 

A vueltas con los idiomas

En un entorno en el que el conocimiento de otras lenguas es algo más que presupuesto en las nuevas generaciones, el OIE ha querido saber si el verano también es un buen momento para adquirir experiencia internacional y mejorar el dominio de otros idiomas.

Así, los jóvenes han sido consultados sobre la posibilidad de buscar empleo en el extranjero este verano, y aunque la diferencia no es muy importante, la mayoría prefiere pasar estos meses en su ciudad (53,1%) mientras que el 46,9% restante sí está buscando trabajo más allá de nuestras fronteras.

Lo que está claro es que perfeccionar el conocimiento de una lengua es tarea del curso y no una opción de peso durante las vacaciones. Así al menos lo reconoce el 51% de los estudiantes consultados que afirma que no aprovechará el verano para perfeccionar ningún idioma pues prefiere hacerlo durante el resto del año.

En cambio, un 21,9% declara que va a completar un curso intensivo de algunas semanas que le ayude a mejorar su nivel. Otro 18,2% quiere iniciarse en el conocimiento de una nueva lengua durante este verano y el 9,1% restante está pensando en salir al extranjero durante el verano para poder practicar otras lenguas.

Todavía no hay comentarios en "El 82,2% de los jóvenes estudiantes quiere trabajar este verano"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado