CITAS
Así como el ignorante está muerto antes de morir, el hombre de talento vive aun después de muerto. - Publio Siro

Se dispara el absentismo laboral en España, creciendo por encima del aumento del PIB y el empleo, y situando la tasa ya en el 4,88%

El absentismo es un fenómeno social, económico y laboral que afecta de manera directa a nuestra sociedad y a nuestro sistema productivo y sanitario. Esta práctica ha supuesto durante el último año un coste de 5.993 millones de euros al sistema de la Seguridad Social en concepto de prestaciones económicas y de 5.065 millones de euros a las empresas por el abono de la prestación económica en los primeros días de baja.

La importancia de este fenómeno y el compromiso adquirido por Adecco -líder internacional en la gestión de los RR HH- con su análisis y prevención, nos ha llevado a publicar por sexto año consecutivo nuestro Informe Adecco sobre Absentismo, que se ha presentado esta mañana en el Colegio de Arquitectos de Madrid.
Este informe, realizado en colaboración con Garrigues, AMAT, FREMAP, la Universidad Carlos III de Madrid, la UNED y la Asociación española de especialistas en Medicina del Trabajo, tiene la vocación de analizar periódicamente, no solo las cifras de este fenómeno en nuestro país y entorno comparable, sino también abordar de manera sucesiva el estudio de todas aquellas manifestaciones que nos ayuden en la prevención, gestión y, en su caso, adecuado control del absentismo.

Es por ello que, además de las principales cifras que el estudio de este fenómeno arroja, este año el VI Informe Adecco sobre Absentismo analiza medidas reductoras del absentismo causado por motivos relacionados con la conciliación de la vida familiar como los permisos de paternidad y el impulso de la corresponsabilidad; estudia los procesos de Incapacidad Temporal poniendo el acento en la edad de los trabajadores; la propuesta de la colaboración público-privada en la promoción de la salud y gestión del absentismo, y la promoción de la salud como mecanismo de reducción de las ausencias del puesto de trabajo.
Absentismo laboral en España

La tasa de absentismo se define como el porcentaje de las horas no trabajadas (sin contar vacaciones, festivos ni horas perdidas debido a ERTEs) respecto a la jornada pactada efectiva. Para el cómputo de la tasa, en este trabajo se han empleado datos sobre horas trabajadas y no trabajadas procedentes de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa de absentismo estimada a partir de los datos de la ETCL aumenta entre los años 2000 y 2007, de un 3,7% a un 4,9% (+35,3%), para estabilizarse y reducirse ligeramente entre 2008 y 2011, en torno al 4,7%, produciéndose una bajada más profunda en 2012 y 2013, al 4,3% y 4,1%, respectivamente. En cambio, entre 2014 y el pasado 2016 vuelve a repuntar hasta el 4,4%, 4,7% y 4,88% actual.
En resumen, el año 2013, con una tasa del 4’1%, marcó el final de un periodo de 6 años de reducción del absentismo. En 2014 subió ligeramente, hasta el 4’4% y en 2015 y 2016 ha continuado creciendo hasta el 4’88%, lo que la sitúa en los mismos niveles de 2009 y tan sólo 0’07 puntos (un 1’4%) por debajo del máximo de 2007, que fue del 4’95%.

Efectivamente, desde el cuarto trimestre de 2013 venimos asistiendo a tímidos, pero continuados, síntomas de recuperación económica a los que no ha sido ajena la evolución del absentismo. Las cifras recientes nos muestran sin embargo que el crecimiento del absentismo es continuado, y de que a iguales ratios de PIB y empleo, las tasas de absentismo crecen a mayor ritmo.

El factor determinante de la tasa de absentismo resulta ser el número de horas no trabajadas por Incapacidad Temporal (bajas por IT). Ahora bien, mientras que de 2007 a 2013 se redujo el absentismo por IT, aumentó el absentismo por otras causas -especialmente marcado el aumento de absentismo por Maternidad- mientras que cuando el absentismo por IT vuelve a subir de 2013 a 2016, no se reduce el absentismo por otras causas, provocando que el absentismo total en 2016 sea casi el mismo que el máximo de 2007 mientras que el absentismo por IT de 2016 sigue siendo bastante inferior al máximo de 2007.

Entre los años 2000 y 2014, se ha producido una reducción gradual del número de horas pactadas por trabajador y año que, según la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL), fueron 1.793 en 2016, un 6,5% menos que en el año 2000. Bajó en todos y cada uno de los años, excepto una leve estabilización en 2015, no seguida en 2016, donde ha vuelto a bajar marcando el mínimo de la serie histórica.

Sin embargo, esta evolución temporal de las horas no trabajadas no permite explicar la evolución de las horas efectivas, sino que estas últimas dependen fundamentalmente de los cambios en las horas pactadas. Cabe destacar cómo en 2015 se produce un aumento de las horas efectivas en muchas comunidades autónomas, después de haber estado sistemáticamente reduciéndose desde el año 2000 hasta el 2014. Estas horas efectivas vuelven a bajar en casi todas las autonomías en 2016, a excepción de la Comunidad Valenciana, Cantabria, Canarias y Asturias, donde aumentan levemente.

Se observan diferencias relevantes entre las comunidades autónomas en horas trabajadas y en horas no trabajadas, que se corresponden con características territoriales, según sean: 1) economías fuertemente industrializadas (alta productividad) que presentan menos horas trabajadas y más horas no trabajadas; o 2) economías dependientes del sector Servicios o de una economía rural. Los servicios, tanto a empresas como turísticos, presentan en general menor productividad y son más intensivos en mano de obra, resultando en más horas trabajadas y menos horas no trabajadas. Por regla general, las autonomías que registran más horas no trabajadas presentan más horas efectivas y más horas pactadas.
En 2016, Baleares, la Comunidad de Madrid, Cantabria, Canarias, Galicia y la Región de Murcia son las autonomías que presentan más horas efectivas trabajadas (por encima de la media española, con la que prácticamente coincide el número de horas de Cataluña). El resto de comunidades están claramente por debajo del promedio español (1.545 horas efectivas).

 

Todavía no hay comentarios en "Se dispara el absentismo laboral en España, creciendo por encima del aumento del PIB y el empleo, y situando la tasa ya en el 4,88%"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado