CITAS
El talento, en buena medida, es una cuestión de insistencia. - Francisco Umbral

¿Cómo ha cambiado la forma de buscar trabajo en la era digital?

Tal vez hayas oído decir que el currículum está muerto. Eso resume el principal problema de la búsqueda de trabajo en la era digital. Actualmente, se gestan grandes cambios en el ámbito de las relaciones laborales, y los Departamentos de Recursos Humanos han pasado a ser 3.0. La búsqueda de talento se efectúa de otras maneras. Se le da mayor prioridad a las habilidades sin importar dónde se adquirieron, el desempeño laboral in situ adquiere más valor, y los títulos sin dudas han perdido importancia. La razón es que, ante un mercado laboral tan competitivo, los directivos y profesionales de RR.HH 3.0. ya no confían en un medio poco fiable como el currículum vitae.

A fin de cuentas, es muy fácil engrosar un currículum con información de dudosa veracidad. O bien con méritos antiguos que ya no reflejan el desempeño actual de la persona. Solo piensa en alguien que tenga una experiencia de diez años como desarrollador de software (una de las áreas que más rápido cambian), pero no ejerce el oficio desde hace cinco años. ¿Cuánto no habrán cambiado las técnicas de desarrollo y los lenguajes de programación?

Por eso, durante la búsqueda de trabajo ya no basta con dar a conocer un grado de especialización ni cuántos años de experiencia posees: tendrás que demostrar que tienes talento más allá de toda duda.

Por otro lado, es innegable que el mercado laboral se ha ido desplazando hacia el ámbito digital. Hoy día, es en Internet donde hallarás las mejores oportunidades. No solo en cuanto a la búsqueda de trabajo, sino por la cantidad de puestos que han surgido gracias a las tecnologías web.

A continuación, te invitamos a ver cómo ha evolucionado la forma de buscar empleo en la era digital.

Los medios tradicionales se han quedado obsoletos

Hasta hace relativamente poco, la única forma de promocionar tus competencias era emplear medios tradicionales como anuncios en los periódicos, ferias de empleo, agencias de Reclutamiento, entre otros.

Pero actualmente la búsqueda de trabajo se desarrolla casi toda en la red, en sitios como:

  • Redes sociales
  • Portales de empleo online
  • Webs corporativas
  • Blogs
  • Servicios de headhunting

La verdad es que ya casi nadie lee los anuncios en los periódicos, mucho menos los empleadores de compañías importantes. Resulta así porque los nuevos medios para encontrar empleo cumplen mejor este propósito. Los aspirantes ya no se limitan a anunciarse como empleados prometedores. Ahora pueden, además, tener redes de contactos, actualizar constantemente su estado de competencias, mantener comunicación con posibles interesados, etc.

Las redes sociales en la búsqueda de trabajo

Cabe destacar que las redes sociales encabezan la lista de los nuevos medios empleados para realizar búsqueda de trabajo. Como plataformas efectivas para la comunicación online, posibilitan a la gente interactuar entre sí e intercambiar contenido digital de toda clase: documentos, imágenes, videos, enlaces… Los profesionales de una misma área tienen la posibilidad de mantenerse en contacto así estén en lados opuestos del mundo. Así, redes sociales como LinkedIn, Twitter y Facebook han cambiado la forma en que concebimos las relaciones laborales.

El caso de LinkedIn…

LinkedIn sobresale al hablar sobre búsqueda de trabajo en la era digital, por varias razones. La principal es que fue concebida para facilitar la tarea de conocer profesionales de la misma área, así como promocionarse y hacer networking. Eso, sin mencionar su potencial para hallar oportunidades de negocios.

Un perfil de LinkedIn funciona como un verdadero sitio web en que el usuario puede mostrar sus competencias, y conseguir miles de seguidores. Mucha gente se ha ganado reputación de gurú gracias a su perfil de LinkedIn.

Además, muchas aplicaciones de esta red social permiten automatizar la creación de currículums, subir documentos de toda clase, redirigir artículos de blogs hacia el mismo LinkedIn e interactuar con otras redes sociales, entre otras posibilidades.

Actualmente, LinkedIn tiene alrededor de 467 millones de usuarios provenientes de unos 200 países, lo que convierte en el lugar de preferencia para muchos profesionales que buscan empleo.

La demanda de profesionales se mueve hacia lo digital

Los perfiles más demandados en la actualidad se pertenecen al mundo digital. En especial, en el ámbito del Marketing  y publicidad online. Algunos ejemplos son:

  • Marketing digital
  • Comunicación digital
  • Big Data
  • Growth Hacking
  • Posicionamiento SEO

Los perfiles mencionados, entre otros, son salidas profesionales para graduados en un abanico muy flexible de carreras universitarias. También para quienes no tienen nivel superior, pues todo tipo de cursos, tanto presenciales como online, brindan la oportunidad de adquirir los conocimientos y titulación apropiada.

El viejo y frío currículum… ha muerto

Por desgracia, mucha gente aún se niega a aceptar que la búsqueda de trabajo ha cambiado substancialmente. De ahí que sea común ver cómo la mayoría se limita a tener un currículum a la vieja usanza. Esto es un grave error. Las empresas actuales, sin importar su envergadura, se dedican a buscar aspirantes en la red. Y en este lugar el currículum ha adoptado formas diferentes.

Por tal motivo, es importante crear un currículum digital, para que pueda ser empleado en Internet.

Sin embargo, un error que cometen algunos es no diferenciarse. Olvidan que en las redes hay demasiada oferta, y por tanto es necesario más que nunca resaltar por sobre los demás aspirantes.

La mejor forma de diferenciarse es personalizar el currículum vitae. Que se note que detrás hay alguien distinto, con una voz y una forma de pensar muy particular. Eso, por supuesto, pero sin caer en informalidades ni excesos de confianza. Además, el currículum debe tener un diseño original. Para lograrlo, hay numerosas herramientas en línea como kinzaa.com, resumup.com y vizualize.me.

Otra de las tendencias actuales es añadir un videocurrículum en el que uno mismo explique o muestre no solo sus competencias, sino todo aquello que lo diferencia. De esta manera es posible romper la barrera que impone el frío currículum tradicional.

El auge del personal branding

El personal branding es una tendencia actual con mucha difusión. Su auge se debe quizás al desarrollo de las tecnologías en línea (blogs, portales web, redes sociales), que permiten realizar campañas de promoción con un coste relativamente bajo.

La idea esencial  es que una persona también puede ser considerada una marca. Y como tal debe ser trabajada, difundida y protegida. De ese modo se puede alcanzar un éxito mayor en las relaciones sociales y profesionales. Por tanto, resulta una herramienta preferente en la búsqueda de trabajo.

Quien realice su propia campaña de branding personal, tiene la posibilidad de hacerse visible en el sitio más público del mundo, Internet. A efectos prácticos, puede llegar a ser una figura pública sin salir de su casa. Y eso le permite promocionar a gran escala sus competencias laborales y tener una gran lista de seguidores, así como mantener en contacto con potenciales contratantes, colaboradores y socios de negocios.

Una campaña de personal branding o marca personal requiere una buena dosis de esfuerzo y constancia. Pero garantiza que la búsqueda de trabajo tenga mayores probabilidades de éxito pues, a diferencia del currículum, se basa en el reconocimiento social. No importa cuánto tiempo pase, la gente ya te conocerá. Una marca personal puede ser la solución en tiempos difíciles, cuando encontrar empleo por otros medios costaría mucho más trabajo.

Artículo escrito por Patricia Galiana, Periodista y redactora especializada en Marketing y Tecnología de IEBS Business School

Todavía no hay comentarios en "¿Cómo ha cambiado la forma de buscar trabajo en la era digital?"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado