CITAS
Hacer con soltura lo que es difícil a los demás, he ahí la señal del talento; hacer lo que es imposible al talento, he ahí el signo del genio. - Henry F. Amiel

El efecto Mobile: cómo los smartphones han cambiado nuestro comportamiento

En el pasado la gente no usaba teléfonos inteligentes, pero hoy día no concebimos vivir sin esos dispositivos que, con su infinidad de aplicaciones, nos hacen más fácil y divertida la experiencia de usar un celular. El concepto de telefonía móvil ha cambiado, y ahora los celulares tradicionales parecen poco más que walkie-talkies.

Pero los teléfonos inteligentes o smartphones han tenido un impacto más abarcador: han modificado cómo nos comportamos y pensamos, lo que se conoce como efecto Mobile. A continuación vemos cómo se manifiesta este fenómeno social tan característico del siglo XXI.

El efecto Mobile y el uso del tiempo

No hay que pensarlo mucho para ver que la mayoría de nosotros hemos creado dependencia a nuestro smartphone. Lo usamos a cada rato para ver si tenemos algún nuevo email, chequear nuestras notificaciones en las redes sociales y enviar mensajes de WhatsApp entre muchas otras cosas. No importa si estamos trabajando, en una reunión o en medio de una cena con la familia: lo cierto es que aprovechamos cualquier momento del día para encender la pantalla táctil.

De hecho, algunos estudios han demostrado que una persona promedio puede consultar su smartphone hasta 150 veces al día, lo que no es de extrañar.

Eso significa que, a causa del efecto Mobile, hemos empezado a usar nuestro tiempo de una manera distinta. Los momentos que antes dedicábamos a actividades como ver televisión, conversar con la familia o las amistades, atender a las clases o contemplar el paisaje desde un banco de parque, ahora los dedicamos a nuestro celular. También, muchas personas que tenían por costumbre leer en sus tiempos libres, han ido perdiendo poco a poco este hábito o lo han trasladado a su pantalla táctil.

Ahora compramos más

Si bien antaño los anuncios comerciales nos llegaban a través de la televisión o la pantalla del ordenador, hoy día son omnipresentes en nuestros smartphones. Eso, sin contar con la cantidad de compras que realizamos a través de estos. Se ha encontrado que el 80% de dichas compras son espontáneas y sin previa planificación del usuario. Como consecuencia, el efecto Mobile ha impulsado de manera increíble el comercio electrónico.

El efecto Mobile y los jóvenes

La dependencia a los smartphones es más acusada entre la juventud. Alrededor del 75% de los jóvenes de entre 16 y 24 años no son capaces de salir de casa sin su teléfono. Para ellos, es una herramienta indispensable para su relación con las demás personas, desde concertar citas y fiestas hasta  intercambiar fotos con las amistades.

Esto último ha dado vida un resultado inevitable del efecto Mobile: el boom de los selfies. Los selfies o autofotos no solo permiten registrar cualquier momento significativo, sino hacerlo público en las redes sociales. Investigaciones recientes han arrojado que cerca del 60% de los jóvenes emplean su smartphone para tirar fotos, lo que sin lugar a dudas amenaza el mercado de las cámaras fotográficas.

¿Somos menos sociables?

Hoy día se habla mucho de que los smartphones reducen la sociabilidad, puesto que la gente pasa más tiempo frente a la pantalla táctil que interactuando cara a cara con los demás. Pero algunos expertos sostienen que no es así: los celulares inteligentes no están haciendo menos sociables a las personas, sino cambiando la forma de hacer vida social.

El efecto Mobile facilita la comunicación entre las personas. Si antes solo veíamos a ese amigo una vez al mes, ahora podemos charlar con él a diario, e incluso intercambiar fotos y videos de lo que estamos haciendo; por no mencionar aquellos familiares que viven en otro país.

Estos y otros ejemplos demuestran el impacto positivo de las nuevas tecnologías en la forma en que interactuamos con los demás. O al menos, como lo estamos haciendo, porque lo que es obvio es que el efecto Mobile ha venido para quedarse.

¿Quieres saber si sufres adicción al móvil?

Seguramente entre tu grupo de amigos o en conversaciones familiares, ha surgido este tema. ¿Quién no se ha preguntado si realmente sufre adicción al móvil? Y no es de extrañar porque, el uso del móvil se ha disparado tanto que para algunos ha llegado a ser preocupante. ¿Eres capaz de vivir sin un smartphone?

Muchos diréis que sí, pero lo cierto es que, hasta que no lo pruebas, no puedes tener la respuesta exacta. El uso del móvil ha llegado a convertirse incluso en un acto reflejo, ya será para mirar la hora, consultar nuevas notificaciones, mensajes o emails.

Este fenómeno de adicción al móvil tiene nombre y es el de Nomofobia (No-Mobile-Phone Phobia) que significa Fobia a No tener el Móvil. Se trata de una enfermedad no visible físicamente pero que atormenta a todo aquel que se separa de su teléfono, que es difícil de identificar y que puede provocar bajada de la autoestima, problemas de aceptación del propio cuerpo, un déficit en las habilidades sociales y en la resolución de conflictos. No te preocupes, leer sobre esta enfermedad no significa que la padezcas, solo queremos que te replantees un poco más las cosas.

La sociedad moderna ya la sufre y es posible que tú ya te estés preguntando si eres víctima de la Nomofobia.

Ante estas dudas, podemos proponerte que te cuestiones lo siguiente, hagas un ejercicio mental y charles contigo mismo para acercarte un poco más a las respuestas que necesitas obtener para saber si has caído en redes de la tecnología móvil.¿Estás listo?

  • ¿Cuánto tardas en sacar el móvil en el transporte público?¿Más de 5 minutos?
  • ¿Puedes salir de casa sin tu teléfono móvil?
  • Cuando quedas con tus amigos y amigas ¿dónde tienes el móvil? ¿Lo dejas a la vista o te lo metes en el bolso o bolsillo sin importarte nada más que estar en compañía?
  • Si te quedas sin batería ¿buscas desesperadamente un enchufe y cargador?
  • Un reto. Olvídate de tu móvil durante 24 horas ¿eres capaz?

Este tipo de adicción y apego al teléfono móvil cada vez va a más posiblemente porque los teléfonos de hoy ya no se limitan únicamente a llamadas y SMS. La conexión a Internet ha hecho que el teléfono móvil se convierta en el aparato multiusos que resuelve todas y cada una de nuestras acciones online, comunicación , información, visionado de vídeos, fotografías y las mil y una oportunidades que las apps nos ofrecen.

Un consumo responsable del móvil puede resolver problemas y adicciones a largo plazo. Si quieres, puedes probar por dejar de usar el móvil durante un tiempo y medir tu grado de ansiedad ante la ausencia de tu teléfono. El resultado no tiene porqué ser negativo, hay gente que se siente mejor. Puedes probarlo y recuerda que , un consumo moderado te liberará de cualquier adicción, disfruta de las vistas que tienes fuera de la pantalla del móvil. Los excesos nunca fueron buenos.

Artículo escrito por Patricia Galiana, Periodista y redactora especializada en Marketing y Tecnología de IEBS Business School

Todavía no hay comentarios en "El efecto Mobile: cómo los smartphones han cambiado nuestro comportamiento"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado