CITAS
Muchos creen que tener talento es una suerte; nadie que la suerte pueda ser cuestión de tener talento. - Jacinto Benavente

¿Qué formación demandan los empleados?

Uno de los criterios que más valoran los candidatos en una oferta de empleo es que la empresa, que lanza ese puesto de trabajo, contenga políticas que impulsen su crecimiento profesional dentro de la misma. Este mismo parámetro se aplica a los profesionales que ya forman parte de esas empresas y que, al ver potenciadas sus competencias laborales, elevan su compromiso y fidelización hacia ellas.

La competitividad empresarial en un mundo tan cambiante como el de los negocios, sometido a las transformaciones digitales y con un mercado laboral complejo, ha generado una inercia en el que las empresas han visto el valor de la formación continua, como uno de los elementos fundamentales a la hora de proyectar a sus empleados y mejorar en sus niveles de productividad.

Por otro lado, tener acceso a una formación complementaria para poder desarrollar una carrera profesional de largo alcance es uno de los aspectos más valorados por los trabajadores, que ven en ella la posibilidad de avanzar en puestos de alta dirección, mejorando sus competencias profesionales. Una cuestión que, en el caso de la ‘Generación Y’, se sitúa como uno de los principales criterios a la hora de valorar si optan por unas u otras empresas. Pero, ¿qué motiva a los trabajadores a formarse? y ¿qué tipos de conocimientos solicitan?

Up SPAIN, especialista en la gestión de beneficios para los empleados, ha elaborado una lista con las cuatro áreas formativas más demandadas por los empleados.

  • Formación en nuevas tecnologías

La transformación digital es ya una realidad para las empresas, que ya comienzan a transformar sus productos y servicios con el fin de adaptarlos al mundo online. El hecho de que las nuevas tecnologías estén en constante evolución y desarrollo, ha provocado que sea imprescindible que las empresas destinen una partida de inversión para la renovación de las competencias de todas las generaciones de empleados.

Por una parte, los trabajadores pertenecientes a generaciones anteriores al estallido del mundo online, tales como los ‘Baby Boom’, han tenido que reaprender aquellas tareas que contenían un alto componente de trabajo manual. Las herramientas han cambiado y con ellas, los procesos que permiten desarrollar las tareas generando en los trabajadores más veteranos una necesidad de autoreciclaje profesional.

Por otro lado, los empleados que nacieron en pleno boom tecnológico, como los Millennials, no necesitan esa formación, pero sí la demandan con el objetivo de no quedar desactualizados. Han crecido bajo la cultura de las redes sociales e Internet, y son plenamente conscientes de la importancia de mantenerse al día en las últimas tendencias de trabajo, ligadas a la innovación. Por ello, es habitual que los empleados soliciten formación en informática, en el uso de nuevas aplicaciones y de sistemas de comunicación o en el manejo de dispositivos como las tablets.

  • Potenciación de los idiomas

El inglés continúa siendo uno de los idiomas imprescindibles entre los requisitos de las empresas. Sin embargo, el considerado ‘idioma universal’ se está empezando a acostumbrar a convivir con el chino, el francés o alemán. De nuevo las nuevas formas de comunicación ligadas a la transformación digital del mundo de los negocios tiene la culpa, ya que ha permitido iniciar un proceso de globalización, que ha permitido acercar las fronteras sin casi necesidad de salir de casa. Por tanto, cada vez es más habitual que las organizaciones -con sede en varios países a nivel global- pidan hasta tres idiomas a sus candidatos.

  • 3) Formación en liderazgo y gestión de equipos

La formación en liderazgo y gestión empresarial son las disciplinas más demandadas en empleados que poseen un perfil ejecutivo. De hecho, el aprendizaje de estas materias a través de las escuelas de negocios sigue siendo la primera opción de búsqueda de talento, por parte de las empresas que quieren asegurarse de encontrar a los mejores profesionales para dirigir sus compañías. Por ello, los MBA (Master in Business Administration) son los cursos más solicitados, completando una formación orientada a cargos de alta dirección.

  • 4) Innovación y Creatividad

Tal y como destacábamos anteriormente, la alta competitividad empresarial está poniendo en juego valores que no se tenían en tan alta estima. La innovación, junto a la creatividad, es una de ellas. Formarse para conocer las nuevas metodologías de trabajo, implica dar un paso más allá y poder vislumbrar futuras tendencias que deriven en el surgimiento de nuevas ideas, conceptos y productos que posicionen a las empresas a la cabeza de sus respectivos sectores. Es por eso que la formación en técnicas como el Design Thinking está ganando cada vez más adeptos.

Todavía no hay comentarios en "¿Qué formación demandan los empleados?"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado