CITAS
Si se recurre al talento es que falta la imaginación. - Georges Braque

Coaching: buscar la mejor versión de uno mismo

Hace unos 10 años empezamos a escuchar la palabra coaching en España, y pronto se puso de moda. Cuando una disciplina se pone de moda es positivo porque crece su conocimiento y las posibilidades de que mucha gente se beneficie de ella. Aunque también produce intrusismo y confusión porque se empieza a llamar coaching a cosas que no son coaching.

El coaching se ha consolidado en el mundo como una metodología para desarrollar la mejor versión de nosotros mismos en la vida y el trabajo. Es una disciplina para ayudarnos a conocernos mejor, y para desarrollar nuestras fortalezas y manejar nuestras debilidades. Todo con el fin de alcanzar nuestras metas personales y profesionales de forma más rápida y sostenible, acorde con nuestros valores. Y la forma más clara y efectiva de lograrlo es con la ayuda de un coach profesional. El coaching es una profesión con unos exigentes estándares éticos y de calidad, vigilados por la International Coach Federation, que opera en todo el mundo a través de sus niveles de certificación, y por supuesto, también en España.

Según Sir John Whitmore, unos de los padres del coaching, los 3 pilares del coaching son los siguientes:

  • Tomar conciencia. Sólo podemos cambiar o controlar aquello de lo que somos conscientes. De lo que no nos damos cuenta nos controla a nosotros. Así que el primer paso para cualquier proceso de cambio es la toma de conciencia sobre quienes somos, cuales son nuestras limitaciones y cualidades, lo que nos hace especiales. Y también tomar conciencia de qué es lo que queremos lograr en la vida o en la carrera profesional.
  • Asumir la responsabilidad. Una vez que sabemos quienes somos y qué queremos, debemos dar el siguiente paso. Evitar el victimismo y dejar de culpar a los demás o a la mala suerte. Se trata de asumir la responsabilidad y comprometernos a hacer todo lo necesario para alcanzar nuestros objetivos, sin excusas. Es decirnos “Puedo conseguirlo y estoy dispuesto a luchar por ello.”
  • Poner acción. Una persona puede estar convencida de lograr un objetivo, decir que está dispuesto a sacrificar determinadas cosas para ello, y después no hacer nada. La acción es la clave para avanzar, y también para aprender sobre todo lo que nos vamos encontrando por el camino: obstáculos, dificultades, limitaciones internas, pequeños éxitos, descubrimiento de recursos y habilidades internos desconocidos, etc.

Si analizamos estas 3 fases de todo proceso de coaching, nos daremos cuenta de que son las 3 fases de todo cambio. Porque el coaching, sobre todo, es cambiar nuestra vida o nuestra carrera profesional, es cambiar para ser un mejor profesional y ser una mejor persona. El coaching es una especie de automóvil que nos lleva desde donde estamos ahora hasta donde queremos estar en un futuro.

Artículo escrito por Javier Carril, Socio Director de Execoach

Todavía no hay comentarios en "Coaching: buscar la mejor versión de uno mismo"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado